Consejos prácticos para construir culturas éticas a nivel corporativo

Patricia Ramírez, Gerente de Ética, Cumplimiento, Investigaciones y Privacidad de Datos.

lnkd_op_01.png

Hoy en día, dos pilares claves para la sostenibilidad corporativa son la ética y la integridad. Sin embargo, construir culturas éticas en los países con altos índices de corrupción no es tarea fácil. Desde mi punto de vista, existen algunas prácticas que considero esenciales para esta difícil pero valiosa tarea: 

  • Vivir valores: ¿Tiene tu corporación (y tu vida) valores sobre los cuales caminar firmes? Los valores nos dan identidad, describen quiénes somos y cómo hemos decidido vivir. Y si no los definimos y no los vivimos, nuestra organización estará a la deriva y el entorno terminará definiendo esos valores.

  • La alta dirección o nadie: Podemos estar rodeados de personas capaces y con las mejores intenciones, pero aprendemos del ejemplo. Si la más alta dirección NO vive los valores que comunica, no sirve de nada. Un liderazgo ejemplar sirve de modelo, da soporte y aliento, habilita a los otros a actuar e inspira a compartir su visión.

  • Capacitar y no dejar de capacitar: Toda corporación que viva una cultura de ética e integridad debe tener prácticas y políticas claras establecidas para que las personas sepan conducirse ante situaciones de riesgo, para ello, construir un programa de Ética y Cumplimiento ayudará a dar seguridad al negocio.
    Existen organizaciones internacionales que sugieren estructuras de un programa de Ética y Cumplimiento que se pueden encontrar en internet, así como materiales de entrenamiento totalmente gratuitos en algunos casos. Algunas de estas organizaciones son la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (Unodc), BELA (Business Ethics Leadership Alliance), Alliance for Integrity y Compliance Wave.
    Las leyes internacionales que hoy día rigen el panorama mundial de cumplimiento son la FCPA (Foreign Corruption Policy Act, de los Estados Unidos) y el UKBA (United Kingdom Bribery Act) que regulan y previenen el soborno y la corrupción, inclusive a nivel trasnacional.
    Como dijimos al principio, vivimos en países con altos índices de corrupción, y muchos crecimos viendo la impunidad acontecer sin más. Capacitar en por qué esto pasó, las consecuencias y la necesidad de hacer cambios radicales, es fundamental.

  • Ambientes seguros para compartir: Tener un canal seguro para manifestar inquietudes y hacer denuncias es elemental, así como brindar las garantías de que no habrá represalias para aquellos que denuncien. A veces creemos que esto no es posible y la creencia generalizada suele ser: “alguien seguro va a contar lo que dijimos”, o creemos que nadie va a hacer nada con nuestras inquietudes. Pero, ¡vamos! ¡Eso es lo que hay que cambiar!
    La gente tiene que confiar; no es un proceso fácil, pero es parte de ser coherentes con nuestros principios y valores, el poder ser capaces de responder a las inquietudes de forma segura y no dudar en tomar acciones ante desvíos a las políticas que establecimos. Estos canales pueden ser buzones, números de teléfono, mails o cualquier otro medio que pueda garantizar a la organización el mantener la confidencialidad y asegurar que los casos que son presentados serán atendidos y resueltos.
    Un tema no menor es que la persona que gestiona estos casos debe tener la responsabilidad delegada por la Alta Dirección para canalizarlos de forma segura.
    Puede tratarse también de un comité, todo depende del tamaño de la organización y de la forma que se considere más efectiva para resolver estas situaciones.

  • Ética como parte del desarrollo sostenible: Ser éticos e íntegros es necesario para la existencia de la empresa. Estos principios básicos generan conductas para que todos los demás procesos vivan en armonía, reduciendo los riesgos de fraudes, ayudando a pensar cómo hacer bien las cosas todo el tiempo, a cumplir la ley, a dormir tranquilo; sí, a dormir tranquilo. Vivir en la zona gris no te deja vivir bien por mucho tiempo. ¿Te gustaría ser tapa de diario por algo que no hiciste de la manera correcta? ¿O preferirías serlo por algo que hiciste bien, marcando un ejemplo para la sociedad?

Espero que estos tips te ayuden a construir no solo un plan corporativo para tu negocio o emprendimiento, sino que sean un estilo de vida para vos y los que te rodean.

 "Como ciudadanos corporativos nos inspira contribuir a nuestro país construyendo una cultura de valores éticos, donde hacer las cosas bien es la única manera de hacer las cosas" (Manifiesto Tigo).

¿Fue útil este artículo?

Usuarios a los que les pareció útil: 6 de 6

¿Qué podemos hacer para que este artículo te resulte más útil?

Ingresa tu comentario

Si prefieres una respuesta de un miembro de nuestro equipo, comunicate con el EQUIPO DE SOPORTE.

¡Gracias por compartir tu opinión!

Mensaje recibido. ¡Gracias por compartir tu opinión!

Consejos prácticos para construir culturas éticas a nivel corporativo

*611 / 0800-110-600 / 021-6189000 (24 hs. de lun. a dom.)

TELECEL S.A.E. | Todos los derechos reservados | Términos y Condiciones de Uso